Conservas Cabezón > Recetas  > 5 razones para incluir la alcachofa en tu dieta
receta alcachofas

5 razones para incluir la alcachofa en tu dieta

La alcachofa ha sido considerada una planta medicinal en el pasado, lo que ya nos da pistas sobre las propiedades de este rico vegetal. Si a ello le añadimos que tiene hasta una oda escrita por el poeta Pablo Neruda que dice “escama por escama desvestimos y comemos la pacífica pasta de su corazón verde”, todavía nos entra más ganas de incluirla en nuestra dieta.

Pero, ¿qué tiene esta planta que atrae a cocineros y nutricionistas e inspira a poetas?

Propiedades de la alcachofa

Para los cocineros…

Es un ingrediente que no falta en los menús de los grandes chefs ni tampoco en el de los “cocinitas”. La razón es que, además de ser saludable, la alcachofa es también un alimento versátil que da mucho juego en la cocina. Podemos incluirlas en menestras, potajes, guisos… en cualquier plato de cuchara de la dieta mediterránea.

Quedan también deliciosas como relleno de lasañas y canelones  o enteras rebozadas, asadas, fritas, gratinadas con queso, jamón, foie… ¡Hay mil platos de alcachofas! Ensalada de alcachofas, crema de alcachofas, alcachofas en salsa con jamón, alcachofas al pil pil con  bacalao, carpaccio de alcachofas…  ¡Deliciosas!

alcachofas-en-conserva

Para los nutricionistas…

Pero además de ser un ingrediente que no falta en la despensa de los restaurantes, la alcachofa tiene múltiples propiedades nutricionales, sin tener apenas calorías.  Te damos cinco razones para incluirla en tu dieta.

  1. Fuente de vitaminas y minerales, ya que es rica en magnesio, potasio, hierro, vitaminas A y B o sodio.
  2. Actúa como un diurético natural, ya que ayuda a eliminar líquidos y toxinas gracias a su alto contenido en potasio.
  3. Reduce el colesterol: ayuda a mejorar la depuración del organismo, ya que su contenido en fibra elimina los residuos y parte de la grasa de otros alimentos gracias a dos compuestos que tiene esta planta: la cinarina y la cinaropicrina.
  4. Disminuye el nivel de azúcar en sangre, por lo que es un alimento indicado en las dietas de diabéticos. También se incluye en las dietas de adelgazamiento, ya que, además de tener pocas calorías, las fibras vegetales tienen un efecto saciante.
  5. Cocinarlas al gusto. Hay mil formas de cocinarlas y preparar este delicioso ingrediente. ¡Te contamos tres!

3 originales recetas de alcachofas

Alcachofas con almejas

Este plato es tan delicioso como fácil de hacer. Todavía más si tenemos un bote de Conservas Cabezón. Cuando cocinamos alcachofas, la tarea más costosa es prepararlas -cortarlas y pelarlas- y cocerlas hasta dejarlas en su punto.  Con Conservas Cabezón te saltarás ese paso y te sentarás directamente en la mesa. La falta de tiempo no tiene por qué ser una excusa para no disfrutar de los sabores de la cocina de siempre.

¿Qué necesitamos?

Para dos personas

  • 6 alcachofas.
  • ½ kilo de almejas.
  • 1 diente de ajo.
  • Harina.
  • Perejil.
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.

¿Cómo lo hacemos?

  1. Cocemos las almejas en un recipiente con agua y sal, para que suelten la arena y queden totalmente limpias.
  2. En una cazuela freímos el ajo picado con aceite de oliva. Cuando estén dorados, añadimos una cucharada de harina y un poquito de agua.Removemos durante minutos y añadimos las almejas y las alcachofas.
  3. Cocemos a fuego lento hasta que las almejas se abran y retiramos. ¡Ya tenemos nuestro plato hecho!

Pizza de alcachofas y gambas

Ya hemos visto antes que la alcachofa es un ingrediente que podemos encontrarnos en muchos platos y cocinarlos de distintas maneras. También es un alimento perfecto para hacer deliciosas pizzas vegetarianas. ¡Te contamos cómo hacerla!

recetas-alcachofas

¿Qué necesitamos?

  • Masa de pizza.
  • Salsa de tomate.
  • Mozarrela.
  • Queso para gratinar.
  • Un bote de alcachofas en conservas.
  • 8 gambas o langostinos
  • Parmesano

¿Cómo lo hacemos?

  • Preparamos la masa de la pizza y la horneamos unos minutos antes de añadir los ingredientes.
  • La sacamos del horno y hacemos la base de todas las pizzas con salsa de tomate y mozarella. Sobre estos ingredientes, añadimos las alcachofas y las gambas. También podemos utilizar langostinos.
  • Espolvoreamos con queso parmesano y la horneamos al horno a 200º durante 10 minutos aproximadamente.

Dips saludables

Terminamos la lista con una salsa para dipear muy saludable. Sorprende a tus amigos o familiares con este ‘snack’ tan original y fácil de preparar.

recetas-de-alcachofas

¿Cómo lo hacemos?

Con un procesador de alimentos o una batidora, batimos 200 gramos de corazones de alcachofas, un diente de ajo, sal, pimienta negra y ¼ de vaso de zumo de limón.

Cuando tengamos la pasta, la mezclamos en un bol aparte con una taza de queso crema, para que quede cremosa y menos pastosa. ¡Ya lo tenemos! ¿Listos para dipear?